Margarita anuncia que no recibirá financiamiento público

Margarita anuncia que no recibirá financiamiento público

Margarita Zavala Gómez del Campo llegó casi sola a las instalaciones al INE. No la acompañó su esposo, el expresidente Felipe Calderón Hinojosa –quién se ha mantenido lejos de los reflectores de la campaña–; tampoco estuvieron ahí los ex gobernadores que recién presentó como parte de su consejo político: José Osuna Millán (Baja California), Alberto Cárdenas Jiménez (Jalisco) y Fernando Canales Clariond (Nuevo León); de los ex colaboradores del gobierno que encabezó Calderón sólo se dejaron ver Ernesto Cordero y Consuelo Sáizar.

Del resto de su consejo político, estuvieron la exdiputada federal Eufrosina Cruz; la ex directora del canal 22, Irma Pía González Luna Corvera; la ex presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Patricia Espinosa Torres; y la ex secretaria técnica del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad, Myriam Arabian.

Adentro del auditorio del INE, donde se desarrolló el acto protocolario, la esperaban cerca de 300 simpatizantes que la recibieron al grito de “si se pudo, si se pudo” y “Margarita, presidente”.

Margarita caminó vestida con un traje sastre de dos piezas, de un sobrio azul marino, el color de un partido que ya no es el suyo. En octubre del año pasado renunció a su militancia en el PAN, luego de formar parte de ese instituto político por 33 años, y se lanzó a la aventura de conseguir más de un millón y medio de firmas para aspirar a que su nombre sea incluido y en la boleta, y ser, como lo dijo, la primera mujer en obtener una candidatura presidencial de forma independiente.

Aunque esto todavía no es un hecho. Zavala tendrá que esperar igual que el resto de los aspirantes independientes a que el INE valide las firmas que entregó y se dictamine su reporte de gastos del periodo en que se dedicó a la obtención del respaldo popular.

Pero eso será el 29 de marzo, como lo dijo comisionado el INE, Benito Nacif Hernández, será la dirección ejecutivo del Registro Federal de Electores quien verifique que las firmas presentadas por Zavala sean legales, y que se cumpla con el criterio de dispersión geográfica, y que el dictamen deberá pasar al pleno del INE para su aprobación.

De hecho, en esa fecha el Consejo General del INE validará todas las candidaturas que llegarán a la boleta electoral, las de los independientes y las de los aspirantes partidistas.

Pero en este momento Margarita Zavala sabe que tiene los reflectores encima y aprovecha para presentarse como alguien que, dice, sabe lo que el país está pidiendo “y por eso, seré una presidenta honesta, que hablará siempre con la verdad y cumplirá y hará cumplir la ley”.

En su discurso crítico los actos de corrupción que han acompañado al gobierno de Enrique Peña Nieto, como la Casa Blanca y la Estafa Maestra; los escándalos que acompañaron el periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el Distrito Federal, como las ligas de René Bejarano y las visitas a los casino de Gustavo Ponce. En el paquete también incluye a su excompañero de partido, Ricardo Anaya, cuando habla de los escándalos de “moches, de naves industriales y lavado de dinero”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.